viernes , 24 septiembre 2021
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / ALZHEIMER Y SU TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA

ALZHEIMER Y SU TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA

En este artículo vamos a hablar sobre el tratamiento del Alzheimer. Llevar una vida físicamente activa en Pozuelo y Aravaca puede tener un impacto significativo en el bienestar. El ejercicio como tratamiento es beneficioso para la salud física y mental. Puede mejorar la calidad de vida de las personas en todas las etapas del Alzheimer. Incluye una amplia gama de actividades físicas de caminar por la habitación o la jardinería hasta bailar. Esta hoja informativa explica por qué mantenerse físicamente activo es importante para las personas con demencia y Alzheimer. Da ejemplos de ejercicios adecuados y actividades físicas para personas en diferentes etapas del Alzheimer. Sugiere la cantidad de actividad apropiada.

BENEFICIOS DEL EJERCICIO Y LA ACTIVIDAD FÍSICA

  •  Mejorar de la salud cardiovascular en general (en relación con el corazón y los vasos sanguíneos) puede reducir el riesgo de presión arterial alta y enfermedades del corazón
  • Reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer (en particular cáncer de mama y de colon), derrame cerebral y diabetes tipo 2
  • Mejorar la función física – mantener la fuerza muscular y la flexibilidad de las articulaciones puede ser una manera de ayudar a las personas con Alzheimer en su tratamiento
  • Ayudar a mantener los huesos fuertes y reducir el riesgo de osteoporosis. Esta es una enfermedad que afecta a los huesos, haciéndolos más débiles y más propensos a romperse. Supervisión por el servicio de fisioterapia Pozuelo
  • Mejorar la cognición – estudios recientes han demostrado que el ejercicio puede mejorar la memoria y retrasar el deterioro mental
  • Mejorar el sueño en el Alzheimer
  • Oportunidades para la interacción social y la reducción de la sensación de aislamiento como tratamiento del Alzheimer
  • Reducir el riesgo de caídas. La actividad física puede mejorar la fuerza y el equilibrio, y ayudar a contrarrestar el temor de caer
  • Mayor confianza sobre el cuerpo y sus capacidades – la mejora de la imagen corporal y un sentido de logro.

ANTES DE EMPEZAR CON EL TRATAMIENTO

Cuando se piensa en ejercicio, es importante tener en cuenta las capacidades, necesidades y preferencias de la persona con Alzheimer. Algunas personas han participado en el ejercicio regular durante los años y el concepto no será nuevo, mientras que otros podrían haber ejercido muy poco.

Las personas con Alzheimer que no han participado en ningún ejercicio formal por algún tiempo o aquellos con cualquiera de los problemas de salud que figuran a continuación deben buscar consejo médico. También un fisioterapeuta o profesional de la salud pertinente antes de comenzar cualquier actividad física nueva:

  • Problemas del corazón
  • Hipertensión
  • Dolor en el pecho inexplicable
  • Mareos o desmayos
  • Artrosis o problemas en las articulaciones (que el ejercicio puede empeorar)
  • Problemas respiratorios
  • Problemas de equilibrio
  • Caídas frecuentes

Estas condiciones de salud podrían no detener a alguien de participar en el ejercicio, pero se recomienda el asesoramiento profesional de fisioterapia como tratamiento del Alzheimer. Es importante elegir las actividades que sean adecuadas y agradables. El ejercicio puede hacerse sobre una base de uno en uno o en pequeños grupos. Algunas personas pueden probar algunas actividades y tratamientos diferentes para ver lo que más les convenga.

Artículo escrito por Fernando Magán, fisioterapeuta colegiado nº 8858.

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

Unvaccinated people are up to 11 times more likely to die from infection

Each and every one of the vaccines developed against COVID-19 that are currently being inoculated around the world, have ...

Deja un comentario