martes , 23 julio 2024
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / CONSEJOS SOBRE SALUD / Artritis y superación: el papel esencial del fisioterapeuta y el ejercicio

Artritis y superación: el papel esencial del fisioterapeuta y el ejercicio

Las patologías reumáticas, como los diferentes tipos de artritis, son unos de los problemas de salud crónicos más frecuentes en la población. Solo la artritis reumatoide, una de las formas más prevalentes de esta enfermedad, afecta a más de 30.000 personas en la Comunidad Valenciana según los datos del último Estudio EPISER, siendo la mayoría de ellas mujeres.

La artritis es una enfermedad autoinmune y crónica que causa inflamación en las articulaciones manifestándose con signos como dolor, hinchazón, rigidez, debilidad y pérdida de masa muscular. Estos síntomas pueden contribuir a reducir la función y la movilidad de quienes la padecen, dificultándoles realizar las actividades cotidianas.

Mantenerse activo es esencial para combatir la artritis. Sin embargo, todavía hoy en día, muchos pacientes creen erróneamente que el ejercicio está contraindicado. Nada más lejos de la realidad. La actividad física es esencial para mantener las articulaciones lo más móviles posible y fortalecer los músculos.

Por ello, con motivo del Día Mundial de la Fisioterapia que se conmemora cada 8 de septiembre y que este año está dedicado a la artritis con la finalidad de dar visibilidad a esta enfermedad y destacar la importante labor que desarrollan los fisioterapeutas en su tratamiento, el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana (ICOFCV) enfatiza que, tal y como respaldan numerosos estudios científicos, realizar ejercicio físico terapéutico ayuda a quienes la sufren a conservar la movilidad y mejora su calidad de vida. Eso sí, para que sea beneficioso para la salud, es esencial que dicho ejercicio esté prescrito y supervisado por un fisioterapeuta, el profesional sanitario capacitado para ello.

“Cuando hablamos de pacientes, de personas con dolor o patologías, el ejercicio es una de las principales herramientas terapéuticas para aliviar los síntomas y frenar el avance de la enfermedad, aportando movimiento, funcionalidad y calidad de vida a quienes la padecen. Pero es fundamental que éste sea pautado por un fisioterapeuta. Dejar a estos pacientes en manos de profesionales no sanitarios, como se está haciendo en algunos programas desde la Administración, es poner en riesgo su salud”, explica Benitezdecano del Colegio de Fisioterapeutas.

Asimismo, el ICOFCV quiere aprovechar esta efeméride para desmitificar algunas creencias erróneas que se han extendido sobre el efecto negativo de la actividad física en las personas con artritis y desmontar cuatro de los principales mitos.

1. Duele demasiado hacer ejercicio: La actividad física y el ejercicio terapéutico pueden ayudar a reducir el dolor. De hecho, la inactividad puede empeorar los síntomas, e incluso, puede complicar la salud del paciente con artritis, ya que también está asociada a otras afecciones, como las cardiopatías, las enfermedades pulmonares, la diabetes y la obesidad.

2. El ejercicio podría dañar aún más mis articulaciones: El ejercicio, incluido el levantamiento de pesas y el de alta intensidad, ha demostrado ser beneficioso y seguro para las personas con artritis. “Aunque a veces el ejercicio puede causar dolor, suele ser un signo de adaptación a una nueva actividad. Si el dolor persiste, puede significar que la actividad puede ser demasiado para la capacidad actual del paciente, pero no es un signo de que se hayan producido más daños en las articulaciones”, advierten los fisioterapeutas, quienes recuerdan que por eso es tan importante que sea supervisado por un profesional sanitario.

3. El ejercicio puede provocar un «brote»: Las personas con artritis suelen sufrir brotes, momentos en los que las articulaciones se hinchan o duelen más de lo normal. “Durante los brotes, lo más aconsejable es que el paciente con artritis modifique la actividad física hasta que su cuerpo se recupere, pero solo modificarla, no interrumpirla”, indican desde el ICOFCV.

4. El ejercicio me cansará más: El dolor y el agotamiento que produce la artritis pueden dificultar la actividad física, especialmente al principio, cuando el cuerpo no está acostumbrado. Pero está demostrado que el ejercicio terapéutico y la actividad mejoran la forma física, la fuerza, y también pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo.

El Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana insiste en que antes de comenzar a hacer ejercicio cuando se padece una enfermedad, como la artritis, es conveniente acudir a un fisioterapeuta. Este profesional es el más capacitado para diseñar un programa de ejercicios personalizado y ajustar la intensidad en caso de brote, para asesorar a cada paciente sobre cómo hacer ejercicio de forma segura y saludable, y cómo aumentarlo gradualmente a medida que su cuerpo se fortalezca.

El decano del ICOFCV insiste en la necesidad de que se reconozca el valioso papel de la fisioterapia para la salud de los ciudadanos y tiende la mano al nuevo conseller de Sanidad, Marciano Gómez, para trabajar conjuntamente en beneficio de la población. Benítez se compromete a colaborar para contribuir al logro de los objetivos planteados en el ámbito de la sanidad por el presidente de la Generalitat, Carlos Mazón. Estos objetivos incluyen la reducción de las listas de espera, acabar con el «colapso» de Atención Primaria que afecta a todo el sistema y reforzar la figura del personal sanitario.

Fuente: Levante-EMV

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

SELFIE DE UNA TRAQUEA

Deja un comentario