domingo , 17 enero 2021
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / DISEÑAN UNA HERRAMIENTA INTELIGENTE PARA AYUDAR A DIAGNOSTICAR ACV

DISEÑAN UNA HERRAMIENTA INTELIGENTE PARA AYUDAR A DIAGNOSTICAR ACV

Los derrames cerebrales son una de las principales causas de discapacidad a largo plazo y pueden ocurrir a cualquier edad. A muchos les afecta a la movilidad de los brazos y manos, lo que dificulta la realización de tareas diarias de rutina. Por ello, se está estudiando un nuevo enfoque para la rehabilitación del accidente cerebrovascular que podría ayudar a los médicos en su diagnóstico.

En concreto, investigadores de Penn State y Houston Methodist Hospital han desarrallado una herramienta inteligente que precisamente ayuda a los profesionales sanitarios a diagnosticar rápidamente los accidentes cerebrovasculares.

Se trata de una tecnología que utiliza un teléfono inteligente que registra el habla y los movimientos faciales del paciente. Asimismo, incorpora un algoritmo de aprendizaje automático que procesa estos ddatos para así identificar si probablemente ha ocurrido un accidente cerebrovascular.

Ahora, los investigadores han demostrado que su sistema es tan preciso como el de un médico de urgencias para diagnosticar un accidente cerebrovascular y que puede proporcionar respuestas precisas en cuestión de minutos.

«Cuando un paciente experimenta síntomas de un accidente cerebrovascular, cada minuto cuenta», ha explicado James Wang, uno de los investigadores involucrado en el estudio, al tiempo que ha detallado que «cuando se trata de diagnosticar un accidente cerebrovascular, los médicos de la sala de emergencias tienen opciones limitadas».

«Enviar al paciente a exámenes basados ​​en radioactividad, a menudo costosos y que consumen mucho tiempo, o llamar a un neurólogo, un especialista que puede no estar disponible de inmediato, para realizar pruebas de diagnóstico clínico, entre ellos», ha dicho.

Y es que, diagnosticar rápidamente y comenzar el tratamiento de un accidente cerebrovascular es de vital importancia para limitar el daño a largo plazo. Sin embargo, en algunos casos, los médicos pueden pasar por alto los signos sutiles, lo que significa que el tratamiento se retrasa.

INCLUYE UN ALGORITMO DE APRENDIZAJE AUTOMÁTICO

El nuevo sistema implica el uso de un teléfono inteligente para grabar a alguien con un posible accidente cerebrovascular y observar sus movimientos faciales.

Además, está diseñado para detectar señales que pueden indicar un derrame cerebral, como palabras arrastradas o un músculo facial caído. Para permitir que el sistema haga esto, los investigadores entrenaron el algoritmo de aprendizaje automático, impulsándolo con un conjunto de datos de más de 80 pacientes que experimentaban síntomas de accidente cerebrovascular.

Hasta ahora, los investigadores han demostrado que su tecnología es aproximadamente un 79% precisa para diagnosticar un accidente cerebrovascular, que es similar a la precisión de los médicos de urgencias.

Debido a que el sistema solo tarda unos minutos en proporcionar una respuesta, puede resultar una adición útil al conjunto de herramientas del médico de urgencias.

Fuente: Consalud

 

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

II CONGRESO NACIONAL COVID19 DE LAS SOCIEDADES MEDICAS

La Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF) participará en el 2º Congreso Nacional Multidisciplinar COVID-19 de las Sociedades Científicas ...

Deja un comentario