miércoles , 1 diciembre 2021
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / DOLOR CRÓNICO: NIÑOS

DOLOR CRÓNICO: NIÑOS

El dolor crónico infantil es aquel que persiste más allá de los tres primeros meses y se manifiesta de manera recurrente durante ese periodo. Un dolor que puede llegar a ser muy incapacitante y afectar su calidad de vida. Tradicionalmente, el abordaje de este problema (que afecta al 37% de los niños y adolescentes en España) se limitaba al tratamiento médico y analgésico. Sin embargo, el trabajo de un equipo multidisciplinar puede lograr que la mayoría de estos niños puedan llevar una vida normal, incluso con dolor remanente.

Con el fin de ofrecer un tratamiento multidisciplinar, en España existen unidades especializadas en dolor infantil. La primera de todas nació en 1997, concretamente en el Hospital Universitario La Paz de Madrid. Pionera en su día y aún hoy, la única de su tipo. Como asevera el jefe de servicio de anestesiología, reanimación y tratamiento del dolor del Hospital Infantil La Paz y coordinador de la Unidad de Dolor Infantil desde su creación, Francisco Reinoso, aunque existen actualmente ocho unidades de este tipo en España, “no están certificadas como unidades multidisciplinares de tratamiento de dolor infantil”.

La Unidad de Dolor Infantil de La Paz, desde su creación, ha atendido a más de 19.000 pacientes pediátricos y asiste a unos 1.500 cada año. En unidades como La Paz se trata principalmente el dolor crónico, por medio de una atención multidisciplinar. Esto es, anestesistas, fisioterapeutas y psicólogos.

Así lo explica el coordinador de la Unidad de Dolor Infantil de La Paz: “El anestesista lo que hace habitualmente es quitar el dolor para que el paciente pueda hacer rehabilitación y fisioterapia, mientras que el psicólogo apoya”. Como indica el especialista, los niños arrastran meses con mucho miedo al dolor, con la sensación de que su problema no tiene solución. “Son casos muy complejos y difíciles que llevan meses o incluso años de tratamiento”, destaca el especialista.

La incorporación de un psicólogo fue el caballo de batalla de la Unidad de Dolor Infantil del Hospital Río Ortega, en Valladolid. Inaugurada en el año 2017, fue la segunda Unidad de Dolor Infantil que se puso en marcha en España. De acuerdo con el jefe del servicio de pediatría de Río Ortega e impulsor de la Unidad de dolor infantil, Fernando Centeno, la unidad atiende a unos 50 pacientes al año.

El pediatra explica que, cuando hablamos de dolor crónico infantil, unidades como la del Hospital Río Ortega atienden a dos grandes grupos de pacientes. “Unos son aquellos con dolores funcionales, psicosomáticos que no tienen una causa orgánica que lo origine, pero que son muchas veces muy persistentes”, informa. El otro grupo normalmente son niños con patología severa. En palabras del clínico, “algunos padecen una patología oncológica (algunos tipos de tumor pueden producir mucho dolor) o neurológica. En nuestro caso, estos últimos son el grupo más importante”.

El paciente que acude a la Unidad de Río Ortega viene derivado de otro profesional, el pediatra, cuando el dolor es difícil de controlar. Esto sucede de igual forma en la Unidad de Dolor del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia que, pese a no contar con una Unidad de Dolor Infantil como tal, ha incorporado recientemente un programa específico para estos niñosSegún explica la coordinadora de la Unidad de Dolor del Virgen de la Arrixaca, María del Mar Hernández, desde su puesta en marcha, “la atención ya no es irregular, ahora los profesionales tienen un camino marcado para llegar a nosotros, que poco a poco se usa cada vez más”.

Pese a los avances de los últimos años, el dolor crónico infantil aún se trata de forma habitual por los pediatras. Estas fueron una de las conclusiones de un estudio de 2017 de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, (Semergen), la Asociación Española de Pediatría y la Sociedad Española del Dolor (SED). Como informa el doctor Francisco Reinoso, quien es también el presidente del grupo de trabajo de Dolor Infantil de la SED, en el estudio participaron 150 familias de toda España con niños con dolor crónico. “Los resultados de la encuesta (extrapolables a escala nacional), revelaron que solo uno de cada cinco niños que tienen un dolor importante reciben la atención multidisciplinar que necesitan”, precisa el doctor.

Y esa atención multidisciplinar importa: “En nuestra unidad, nos hemos dado cuenta que si no hacemos un abordaje de este tipo la tasa de éxito es mucho más baja”, indica Francisco Reinoso. Pero ¿qué significar alcanzar el éxito en estos pacientes? “Lo que queremos es que el niño lleve una vida absolutamente normal y que ese dolor, si aún lo tiene, sea lo suficientemente leve como para que no le impida tener una buena calidad de vida”, afirma el especialista. Los resultados son buenos. “Mayoritariamente se consigue normalizar la calidad de vida y en más de la mitad de los casos logramos que el dolor desaparezca por completo”,

Fuente: Consalud

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

Los fisioterapeutas cargan contra las aseguradoras privadas:

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha celebrado este lunes la XX ...

Deja un comentario