sábado , 16 enero 2021
Ultima hora
Inicio / FORMACIÓN / COLEGIOS PROFESIONALES / ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL COLEGIO PROFESIONAL DE FISIOTERAPEUTAS DE ANDALUCÍA

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL COLEGIO PROFESIONAL DE FISIOTERAPEUTAS DE ANDALUCÍA

– Ya lleva varios años en la presidencia del Colegio de Fisioterapeutas, ¿cómo está siendo la experiencia?

-La experiencia está siendo maravillosa. Era un sueño, un reto personal que tenía y ya se sabe que cuando se cumplen los retos personales la satisfacción es enorme. Así que viviéndolo con mucha ilusión y muchas ganas por seguir trabajando.

– ¿Qué retos tiene aún pendiente de alcanzar?

-Nuestro principal objetivo ahora mismo es conseguir que la fisioterapia tenga en Andalucía el hueco que tiene en Europa y en el resto del mundo. Es una especialidad altísimamente valorada por todos los sistemas de salud, con un sitio muy importante en todos los hospitales y centros de salud pero que en España no termina de arrancar. Así que seguimos trabajando en ello. Otro de nuestros grandes retos es el de las especialidades fisioterapéuticas: necesitamos reglar una formación por áreas concretas, tal y como lo hacen los médicos a través del MIR. Actualmente, los compañeros están especializados en fisioterapia deportiva, respiratoria u oncológica pero no hay nada reglado y es importante que haya esa especialización.

-¿Cuál es el principal problema al que se enfrentan los fisios de hoy?

-El gran problema que tiene nuestra profesión, el problema que yo subrayaría en negro, son las compañías aseguradoras privadas. Por desgracia, en España estamos en manos de un puñado de empresas privadas de seguro que son las que marcan el mercado. Son las que pagan al fisioterapeuta por sus servicios. Esto está siendo un drama para los compañeros. Ahora mismo son el cáncer de la profesión. Muchas de estas compañías llegan a pagar cinco euros al fisioterapeuta por visita, por cada paciente. Con esos cinco euros prácticamente no cubrimos los gastos de alquiler, materiales, seguros, etc. Tenemos unos convenios colectivos muy bajos debido a esa cantidad tan ridícula que las empresas privadas de salud cobran a los empresarios cuando contratan a un fisioterapeuta. Lo que llega a nuestros especialistas es ridículo. Es un precio muy bajo que lleva décadas sin actualizarse. Una tragedia para el sector.

-¿Qué presencia tienen en el sector público?

-Actualmente solo el 10% de las consultas de fisioterapia se dan en la sanidad pública. El 90% de la atención es privada. El SAS necesita duplicar la plantilla actual de fisioterapeutas porque ahora, con el déficit tan grande que hay de profesionales, es una fábrica de discapacitados. Realizan operaciones que necesitan rehabilitación pero no prestando ese servicio. Condenan a sus pacientes.

Hablemos de fortalezas, ¿Cuál cree que es la más destacada de su sector?

-Nuestra imagen. Los fisioterapeutas tenemos una imagen de marca fuerte, potente y consolidada que nos hace estar presentes en la sociedad. No hace falta explicar ya quiénes somos o qué hacemos, ya que nuestros pacientes nos conocen y saben de nuestro buen hacer. Ya solo queda seguir haciendo las cosas bien y continuar desarrollando nuestra profesión para hacerla más presente en la sanidad pública.

-¿Qué hay del intrusismo en su sector, ¿lo sufren?

-Sí, uno de nuestros principales problemas viene dado por una ley muy laxa que no condena con la suficiente dureza al intruso que trata a personas con dolencias graves sin tener un título universitario y sin ser profesional sanitario. Hay gente que con un título de dos o tres meses se atreve a tratar a pacientes con afecciones severas de espalda poniendo en peligro su salud. Los fisioterapistas somos titulados universitarios, sanitarios, con seguros de responsabilidad civil que nos permiten proteger a los pacientes que llegan a nuestras manos cosa que estos intrusos no tienen.

-¿Cómo les está afectando la actual situación?

-La pandemia nos ha afectado como a todos. Durante tres meses, por responsabilidad antes la falta de medios de protección personal, tuvimos que cerrar nuestras puertas, pero en esta segunda ola hemos podido continuar desarrollando nuestra labor. Los pacientes han vuelto y los compañeros están facturando a los mismos niveles que antes de la pandemia.

-Tengo entendido que han tenido una labor muy importante durante estos meses en las ucis de los hospitales.

-Sí, tenemos que destacar la enorme labor que han realizado los fisioterapeutas en las ucis, ayudando a los internistas y enfermeros a liberar camas gracias a la fisioterapia respiratoria entre otras. Ha sido una oportunidad única para poner en valor nuestro trabajo y para que los compañeros del hospital conozcan la importancia de esta especialidad. Los fisioterapeutas hemos dado aire a los enfermos de COVID que más lo necesitaban. Hemos conseguido que los pacientes trabajen la fuerza, la coordinación, la movilidad y que salgan de cuidados intensivos antes de lo previsto y en mejores condiciones de las esperadas. Ha ido una labor fundamental que hay que destacar y agradecer.

-¿Cómo ve el futuro de la profesión?

-Soy muy optimista, Creo que ante una población cada vez más envejecida que afortunadamente cada vez vive más años, el papel de la fisioterapia es un papel estrella en cualquier sistema de salud. Nosotros somos los encargados de que eso años que vivimos de más lo hagamos con calidad, siendo funcionales e independientes. Y eso solo se consigue gracias al ejercicio terapéutico, al razonamiento clínico y a la terapia manual, los tres pilares fundamentales sobre los que se asienta la fisioterapia. No damos simplemente masajes como se creía hace veinte o treinta años, nosotros mejoramos la calidad de vida de nuestros pacientes.

Fuente: Diario de Sevilla

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

II CONGRESO NACIONAL COVID19 DE LAS SOCIEDADES MEDICAS

La Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF) participará en el 2º Congreso Nacional Multidisciplinar COVID-19 de las Sociedades Científicas ...

Deja un comentario