sábado , 13 julio 2024
Ultima hora
Inicio / ANATOMIA / HUESOS LARGOS

HUESOS LARGOS

Los huesos largos son más largos que anchos. Se dividen en una diáfisis (cuerpo) y dos epifisis (los extremos protuberantes). La diáfisis está formada por hueso compacto con un tejido conectivo especializado denominado médula, que rellena la porción central hueca, denominada cavidad medular. Durante la infancia esta cavidad está llena de médula roja, que sintetiza las células de la sangre. Cuando el individuo alcanza la adultez alrededor de la mitad de la médula roja ya se ha transformado en médula amarilla rica en grasa.

Cada epífisis está formada por hueso esponjoso rodeado por una capa delgada de hueso compacto. La región en la que la epífisis se encuentra con la diáfisis se denomina placa epifisaria o placa de crecimiento.

Los huesos largos crecen en longitud gracias al desarrollo y la osificación del cartílago hialino en esta placa. En el proceso de osificación, los osteoblastos forman tejido óseo, que por último reemplaza el cartílago. La osificación termina en la adultez temprana, cuando las placas epifisarias son sustituidas por completo por hueso y se cierran.

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

EXAMEN OPOSICIÓN FISIOTERAPEUTAS

La miositis osificante: a) Es una calcificación heterotópica. b) Ocurre cuando los osteoclastos invaden el ...

Deja un comentario