miércoles , 18 septiembre 2019
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / CONSEJOS SOBRE SALUD / MEDICINA CON HUMANIZACIÓN

MEDICINA CON HUMANIZACIÓN

Agente Al Vidal, licencia para aliviar’. Así es como se define el doctor Alfonso Vidal en el último vídeo que ha publicado en su perfil oficial de Twitter. De su importante labor de divulgación a través de las redes sociales, donde tiene 12.500 seguidores, así como de su trabajo al frente de la Unidad del Dolor del Hospital La Luz ha dedicado unos minutos para charlar con ConSalud.es

Usted es muy activo en las redes sociales, especialmente en Twitter donde tiene unos 12.500 seguidores. ¿Cómo han cambiado estas tecnologías el trato con el paciente?

El trato directo con el paciente sigue siendo el mismo. Lo que pasa es yo tengo una ventana añadida que por un lado permite a los pacientes recibir una información complementaria, y por otro ofrece una cierta interacción. Además permite ampliar el círculo, permite que personas de todo el mundo te puedan escuchar

Gracias a estos avances, ¿la telemedicina será posible en un futuro?

Bueno yo creo que la telemedicina ya existe, está siendo posible. Otra cosa es que no será la misma medicina. Ahora mismo es posible tener una interlocución en la distancia e incluso ver análisis y pruebas pero todavía no es posible tener acceso a las sensaciones que producen el contacto directo con el paciente.

Los avances nos van a permitir en el futuro disponer por ejemplo de un guante que podamos utilizar a una forma virtual para percibir las sensaciones de tocar a un paciente que esté al otro lado del mundo. Aunque creo que no será posible reemplazar del todo la presencia física.

¿Es importante saber comunicar a través de las redes sociales?

Es importantísimo, pero no solo en las redes sociales. Es importante saber comunicar en general. Igual que a los periodistas hay que darles una formación general antes de trabajar en salud, a los médicos se nos debería dar una formación en comunicación. La manera en la que se dicen las cosas, las palabras que se emplean y la actitud con los pacientes son súper importantes.

No es lo mismo dar una conferencia magistral que transmitir un mensaje a través de Twitter. En este caso necesitas que el mensaje sea más sucinto. Todo el mundo debe aprender a comunicarse, pero en un contexto de redes sociales más aun, sobre todo, porque la imagen y el vídeo están empezando a reemplazar el mensaje escrito.

¿Y las facultades de medicina forman en comunicación a los futuros médicos?

Diría que no. Me consta que algunas facultades hay asignaturas complementarias con créditos de libre configuración, es decir, se pueden hacer cursos complementarios pero no es una cosa que se enseñe de manera sistemática.

Pero lo que sí es cierto es que la comunicación es una materia que impregna casi todas las asignaturas de formación. Muchas veces se aprende en el día a día cuando se hacen las prácticas con los profesionales. A pesar de que no existe una asignatura como tal si es verdad que se viene enseñando.

Centrándonos más en su trabajo como jefe de la Unidad del Dolor del Hospital La Luz, esta semana ha publicado un vídeo en su canal de Twitter donde habla de su trabajo. ¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa?

Normalmente voy publicando pequeños artículos de salud y de dolor además, suelo hacer pequeños vídeos para explicar quién soy yo y que es lo que hago. Ahora estoy de vacaciones y pensé en mandar un mensaje genérico de aunque no esté sigo por aquí.

Es un vídeo resumen con un tono más relajado es una especie de divertimento que busca explicar que tanto yo como mi equipo seguimos aquí para nuestros pacientes si es que nos necesitan.

Más allá de su papel en Twitter, en algo tan delicado como el dolor, ¿qué papel juega la humanización?

La medicina es una ciencia humana, esto quiere decir que es hecha por y para personas. No se puede entender la medicina sin la humanización. Es una propiedad intrínseca de la medicina, no puede ser un valor añadido ni un factor extra.

La medicina nunca la podrían hacer máquinas sin corazón. Entender lo qué le pasa a las personas, cómo lo viven, cómo lo sufren, cómo les afecta a su vida normal y sus relaciones es esencial e imprescindible. Y en un tema tan específico como el dolor aun más.l mundo necesita la misma humanización. Hay pacientes que necesitan que se les diga exactamente que les pasada nada más entran por la puerta y hay otras que necesitan unas explicaciones progresivas.

Ha mencionado las máquinas, ¿cree que las nuevas tecnologías han ayudado en los procesos de humanización?

Las máquinas son elementos de colaboración, que por supuesto que ayudan, pero muchas veces nos vemos seducidos por sus propiedades, parece como si la máquina lo diera todo. Pero esto no es verdad, la máquina es un elemento estúpido que lo que hace es repetir de una forma perfecta las instrucciones que tu le has dado por eso siempre hay que interpretar lo que dice en el contexto de cada persona.

En los últimos años ha habido muchos avances en este campo, pero todavía queda mucho por hacer. ¿Hacia dónde va la humanización?

Nuestra sociedad es la mejor que ha existido en la historia de la humanidad pero ahora también hay más conciencia de las desigualdades que existen. Estamos viendo los problemas de por ejemplo gente que está intentando huir de países en guerra. Este es un enorme reto que nos queda.  El retro de la humanización es la generalización a todo el mundo, hacerlo muy bien para que llegue a todo el mundo.

Por último, ¿qué mensaje le lanzaría a los pacientes con dolor?

El dolor es un problema que afecta a todo el mundo y que necesita una atención específica y general. A nadie le duele igual que a otro. Esta es una labor que hacemos desde las unidades de dolor. Todo aquel que necesite ayuda que no dude en pedirle, en España hay muy buenos profesionales que lo hacen muy bien.

Fuente: Consalud

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

DISPOSITIVOS ANTI-ATRAGANTAMIENTOS

La inclusión de los dispositivos anti-atragantamiento otorga una herramienta directa y accesible a la población general y especializada en ...

Deja un comentario