jueves , 20 enero 2022
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / CONSEJOS SOBRE SALUD / ¿Por qué los hombres también deberían trabajar su suelo pélvico?

¿Por qué los hombres también deberían trabajar su suelo pélvico?

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que rodean la cavidad abdominal de la parte inferior. Soporta todos los órganos pélvicos (bufeta y uretra, útero y vagina, y recto) y aseguran su funcionamiento normal. Es dinámico, se adapta a nuestro movimiento, pero siempre mantiene una tensión adecuada que mantiene los órganos dentro de la pelvis.

En concreto, cumple cuatro funciones. Una de ellas, como se ha apuntado anteriormente, es soportar las vísceras que se encuentran en el espacio abdominal y pélvico impidiendo que en situaciones de esfuerzo (tos, estornudos…) vayan modificando su posición original.

Su correcto funcionamiento también influye en la continencia urinaria, de gases y heces. De igual manera, destaca su función reproductora, ya que ocupa un papel importante durante la salida del bebé puesto que estos músculos le hacen de guía y sostén. Una última función es la sexual, para el correcto funcionamiento de estos músculos para que la función sexual sea óptima para ambos.

Incontinencia o la disfunción eréctil

Cuando el suelo pélvico se debilita, surgen problemas que pueden afectar al funcionamiento de estos órganos. Estas situaciones pueden estar causadas por debilidad o exceso de tono en la musculatura del suelo pélvico, incluso puede estar afectada alguna raíz nerviosa.

Sin embargo, problemas como la incontinencia o la disfunción eréctil también se pueden producir después de un proceso quirúrgico o tratamiento radioterápico por un cáncer de próstata. Es decir, puede afectar tanto a hombre como a mujeres. De hecho, un 20 % de los hombres tienen problemas de salud vinculados con el suelo pélvico.

¿Por qué los hombres también deberían trabajar su suelo pélvico?

Dos de cada diez hombres pueden desarrollar síntomas relacionados con el suelo pélvico como incontinencia urinaria; dolor pélvico crónico; dolor de testículos, pene o ingle; alteraciones en la función sexual; sensación de ocupación del recto y todo ello sin procesos quirúrgicos previos.

El fisioterapeuta del Colegio de Fisioterapeutas de Catalunya, David Sánchez, recuerda que el periné no tiene sexo. “Cada vez con mayor frecuencia los hombres vienen al centro por disfunciones perineales. Podemos pensar que normalmente hay lesiones después de cirugía prostática, pero pueden existir también otras causas. Por tanto, el periné masculino también se lesiona y la fisioterapia suele ser el mejor tratamiento”, explica este especialista.

Especialista y valoración individualizada

Si notamos algunas molestias o escapes, el fisioterapeuta anima a acudir a un especialista, que será el que evalúe y aconseje al paciente. Es necesario visitar el experto para que pueda hacer una valoración individualizada, despejar dudas, ofrecer consejos y proponer el tratamiento más adecuado.

La fisioterapia, insiste Sánchez, tiene diversas herramientas que pueden ayudar a los hombres a disminuir e incluso a eliminar la sintomatología mejorando la calidad de vida.

Fuente: Mundo deportivo

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

¿QUÉ ES LA CONDUCCIÓN?

La conducción es el mecanismo de intercambio de energía entre regiones con temperatura diferente, de ...

Deja un comentario