miércoles , 7 diciembre 2022
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / PRUEBA DE FOURNIER

PRUEBA DE FOURNIER

Esta prueba se utiliza para determinar posibles alteraciones atáxicas.

Posición del paciente: En sedestación, con los brazos paralelos al cuerpo y la manos reposando sobre los muslos.

Posición del fisioterapeuta: En bipedestación, a un lado del paciente, observándolo.

Ejecución del test: El fisioterapeuta pide al paciente que se ponga en bipedestación y que inicie la marcha. Recorridos unos metros, le pide de repente que se detenga y gire sobre sí mismo.

Interpretación del test: Un paciente con problemas atáxicos es incapaz de llevar a cabo estos movimientos de forma precisa, coordinada y rápida. Este tipo de pacientes presenta muchas oscilaciones, movimientos lentos y vacilaciones. En este caso la prueba se considera positiva.

De la misma forma, el fisioterapeuta le puede pedir como parte de la prueba que suba y baje escalones, que ande de espaldas o que lo haga con los ojos cerrados.

Ya tienes a la venta el libro Pruebas clínicas: Extremidad superior.  En este sencillo libro, presentamos las pruebas clínicas de la extremidad superior de mayor importancia y de gran utilidad en la práctica diaria para el profesional. Mediante una breve descripción se indicarán los aspectos más relevantes para la valoración de los diferentes test.

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

Aiora Arocena, nueva fisioterapeuta de Perfumerías Avenida

Aiora Arocena se incorpora a los servicios médicos como fisioterapeuta de la primera plantilla de Perfumerías Avenida. Aiora ...

Deja un comentario