sábado , 28 noviembre 2020
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / PRUEBA DE FOURNIER

PRUEBA DE FOURNIER

Esta prueba se utiliza para determinar posibles alteraciones atáxicas.

Posición del paciente: En sedestación, con los brazos paralelos al cuerpo y la manos reposando sobre los muslos.

Posición del fisioterapeuta: En bipedestación, a un lado del paciente, observándolo.

Ejecución del test: El fisioterapeuta pide al paciente que se ponga en bipedestación y que inicie la marcha. Recorridos unos metros, le pide de repente que se detenga y gire sobre sí mismo.

Interpretación del test: Un paciente con problemas atáxicos es incapaz de llevar a cabo estos movimientos de forma precisa, coordinada y rápida. Este tipo de pacientes presenta muchas oscilaciones, movimientos lentos y vacilaciones. En este caso la prueba se considera positiva.

De la misma forma, el fisioterapeuta le puede pedir como parte de la prueba que suba y baje escalones, que ande de espaldas o que lo haga con los ojos cerrados.

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

SOBRE LA PRESCRIPCIÓN DE EJERCICIO

Existe una campaña en Redes Sociales de instituciones y asociaciones cercanas al mundo del deporte, ...

Deja un comentario