martes , 22 octubre 2019
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / PRUEBA DE TRACCIÓN ACROMIOCLAVICULAR

PRUEBA DE TRACCIÓN ACROMIOCLAVICULAR

Posición del paciente: Sentado o de pie. El brazo cuelga en forma natural al costado del cuerpo.

Posición del fisioterapeuta: De pie al costado comprometido. El fisioterapeuta toma el húmero del paciente cerca del codo. La mano contralateral palpa con delicadeza la articulación acromioclavicular.

Procedimiento: El fisioterapeuta aplica la tracción hacia abajo sobre el húmero.

Prueba positiva: El húmero y la escápula se desplazan hasta una región inferior a la escápula, lo que produce una deformidad en escalón, dolor o ambos.

Implicaciones: Esguince de la articulación acromioclavicular o de los ligamentos costoclaviculares.

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

PRINCIPALES TENDENCIAS EN LA ATENCIÓN MÉDICA DEL FUTURO

Los desarrollos tecnológicos al servicio del sistema sanitario han beneficiado a innumerables pacientes y están ...

Deja un comentario