martes , 20 noviembre 2018
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / PINZA RODADA

PINZA RODADA

La pinza rodada constituye una prueba diagnóstica muy valiosa en el examen detallado. Para realizarla se toma un pliegue de piel entre los dedos pulgar e índice y se enrolla como si se estuviera liando un cigarrillo.

La pinza rodada puede realizarse de forma simétrica a cada lado del cuerpo, intentando percibir la laxitud normal indolora de la piel y de la fascia subcutánea.

La prueba se considera positiva cuando provoca molestia o dolor en determinados niveles dermatómicos, son tensión y pérdida de elasticidad de la piel y de la fascia subcutánea.

Se recomienda que, en el examen de las regiones dorsal y lumbar de la columna, se realice la pinza rodada en línea media, por encima de las apófisis espinosas, y a ambos lados de éstas y en dirección cefálica, para comparar los hallazgos a un lado y otro.

Aunque se define como una maniobra exploratoria, la pinza rodada puede ser bastante específica para definir disfunciones segmentarias concretas, debido a su relación dermatómica, clínicamente observable, con la alteración segmentaria vertebral.

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

PRUEBA DE BRUSH

Valoración de un derrame articular pequeño. Procedimiento: Paciente en decúbito supino. El fisioterapeuta palpa con ...

Deja un comentario