jueves , 4 marzo 2021
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / Fisioterapeutas: fundamentales en la atención del covid-19, pero deficitarios y olvidados en el sistema público de salud

Fisioterapeutas: fundamentales en la atención del covid-19, pero deficitarios y olvidados en el sistema público de salud

Vivimos una situación extraordinaria provocada por la pandemia del coronavirus, en la que se ha puesto en valor de manera relevante la importancia de los profesionales de la salud. En el caso de los fisioterapeutas, ¿Cómo pueden ayudar a los pacientes contagiados por Covid-19?

La actual pandemia ha permitido visibilizar la importancia del trabajo de los fisioterapeutas con los pacientes afectados de una manera u otra por este virus. Por una parte, todas las personas que han sufrido la enfermedad, y por otra, personas que han visto deteriorada su funcionalidad, tanto por el confinamiento domiciliario como por el aplazamiento de los tratamientos que recibían antes de que se derivara hacia esta situación de emergencia.

Respecto a las personas que han padecido la enfermedad, podemos establecer diferentes fases en las que la actuación del fisioterapeuta ha resultado y sigue resultando fundamental.

1. Fase de ingreso hospitalario: Esta fase ha puesto de manifiesto la importancia del trabajo de los fisioterapeutas en las plantas de hospitalización para la mejora de la ventilación pulmonar y el mantenimiento de la capacidad funcional, evitando el deterioro derivado del propio ingreso hospitalario.

2. Fase de ingreso en Unidad de Cuidados Intensivos: el fisioterapeuta participa en las actuaciones dirigidas al manejo postural del paciente, maniobras de pronación, procedimientos de movilización precoz, fisioterapia respiratoria procurando optimizar la relación perfusión/ventilación y lo que es muy importante, intervenir en el entrenamiento del paciente para que a la hora de retirar una intubación no sea un fracaso debido a la debilidad adquirida por la musculatura respiratoria. Estas actuaciones se están demostrando de vital importancia para reducir complicaciones, días de ingreso y por tanto retrasos en su recuperación. Todo esto unido al resto de cuidados garantiza en gran manera que la salida de UCI se pueda producir en las mejores condiciones para el paciente.

3. Fase de alta hospitalaria: Una vez el paciente está en su domicilio, necesita una valoración, instrucción y seguimiento por parte del fisioterapeuta para continuar manteniendo y mejorando su función pulmonar, para así ir adaptándose de nuevo y de manera progresiva a su vida diaria. Para evitar el deterioro y recuperar la función, la labor del fisioterapeuta mediante ejercicio terapéutico es clave, huyendo de otro tipo de actividad física no controlada por un sanitario.

Por otra parte, y no menos importante, tenemos los pacientes con síntomas persistentes o síndrome post-covid. Estos pacientes, aunque no hayan cursado con síntomas graves ni necesitado ingreso hospitalario, presentan síntomas que se mantienen en el tiempo, principalmente fatiga, dolor de cabeza, malestar general, dolores articulares y musculares, parestesias en extremidades… pudiéndose beneficiar de tratamientos de fisioterapia para mejorar muchos de ellos.

Para resumir el importante papel que desempeña la fisioterapia para combatir al Covid-19, bastaría prestar atención a las recomendaciones de Organismos Internacionales expertos en salud como la OMS o el Organismo mundial que representa a todos los fisioterapeutas, haciendo hincapié en la imperiosa necesidad de introducir precozmente a los pacientes en programas de rehabilitación dentro de los cuales la fisioterapia es básica. Creemos que la Fisioterapia debería ocupar un papel de mayor importancia en la recuperación del paciente post-covid-19 en nuestra región. El avance científico y competencial de los fisioterapeutas no coincide con la infrautilización de los recursos existentes.

Una vez descritos los principales datos en cuanto al papel de la Fisioterapia en esta pandemia. ¿Creéis que existe traslado a la sociedad de lo importante que es entonces la fisioterapia en la atención a pacientes covid?
En líneas generales creemos que no, aunque las personas que han padecido la enfermedad y han sido atendidas con fisioterapia, dentro de los cuidados que han recibido, sí que han podido constatar lo importante que es recibir esta atención para su recuperación. Desgraciadamente no estamos en una situación en la que podamos llegar a todos los pacientes, debido al déficit de fisioterapeutas en el Sistema Extremeño de Salud. Mientras la OMS recomienda 1fisioterapeuta/1500 habitantes en Servicios Públicos aquí estamos en una media de 1/11.000.

Tampoco creemos que la Administración regional haya tenido este traslado. Si fuera consciente de la importancia de la fisioterapia en la asistencia a esta patología, porque así se lo hemos expuesto en múltiples ocasiones, hubieran impulsado ya y seguramente fortalecido algunos servicios, pero parece ser que hacen oídos sordos. Por darle algunas cifras, parece desorbitado que en la UCI del Complejo Universitario de Badajoz haya un número medio de pacientes entorno a 60 con diferentes enfermedades, donde el trabajo del fisioterapeuta es importante diariamente. Pues bien, tan sólo hay dos fisioterapeutas a tiempo completo.

Esta dificultad para el acceso hace que pueda ser vista de cara al ciudadano como una atención sanitaria para «privilegiados», al alcance de unos cuántos, algo contra lo que luchamos para tener mayor visibilidad en el sistema sanitario de nuestra región.

¿A qué se refieren con esta última afirmación?, ¿Qué actuaciones como Colegio Profesional han realizado ante la Administración, como por ejemplo la Consejería de Sanidad?
Hace ya mucho tiempo que venimos demandando a las Autoridades Sanitarias de nuestra Comunidad Autónoma la necesidad de mejorar los servicios que prestan los fisioterapeutas en el Sistema Público de Salud, tanto con el más que evidente y necesario aumento de profesionales como en la manera de trabajar, que debería ser mucho más accesible y fluída.
Pero ante la grave situación que estamos viviendo hemos incidido en la necesidad de la presencia de fisioterapeutas en plantas de hospitalización y UCIs, en la agilización de los procesos de acceso a la asistencia fisioterápica, en mejorar las líneas de derivación e interconsultas con otros profesionales, se han enviado propuestas para el Plan de Reactivación de Extremadura, se envió el Documento de Recomendaciones para Atención a Pacientes COVID desde fisioterapia de Atención Primaria, se han solicitado los medios para poder atender los casos posibles mediante teleasistencia… y hasta ahora ni siquiera hemos recibido respuesta.

La situación real es que no se ha reforzado la fisioterapia desde ningún punto de vista, mientras que otras Comunidades Autónomas y países de nuestro entorno si lo han hecho. Por darles algún dato, en tan sólo tres hospitales de la región los pacientes hospitalizados han podido recibir atención fisioterápica, algo básico en otras comunidades autónomas. Aquí, los fisioterapeutas que van a UCI, UCRI y plantas hospitalarias no forman parte de los equipos de esos Servicios, no pueden prestar dedicación exclusiva a esos pacientes, se incrementan las listas de espera, se atienden secuelas Covid además del resto de patologías, con los mismos recursos y limitación de aforos y medidas de higiene y seguridad. Se derivan más pacientes a las Unidades de Fisioterapia de los Centros de Salud con los mismos recursos humanos, los pacientes mayores y en situación de fragilidad (neurológicos, fracturas, prótesis de cadera..) tienen limitada la asistencia a Servicios de Rehabilitación y Hospitales de Día por riesgo de contagio y se les debe hacer control y seguimiento por fisioterapia de Atención Primaria en sus domicilios…y nada se ha reforzado…

¿Y si no se mejora todo esto, a dónde nos podría llevar?
Queremos en primer lugar dejar claro que nuestras reivindicaciones, como las del resto de sanitarios, son para mejorar la calidad de la asistencia de los pacientes pretendiendo asegurar la mejor atención posible. El deterioro funcional en todos sus aspectos puede desembocar en un tiempo breve en situaciones de dependencia más o menos grave y duradera con todas las complicaciones y gastos que ello conlleva. El prevenir que esto ocurra, recuperar a los pacientes, proporcionarles autonomía, mejorar su función, su capacidad de movimiento y revertirlos a las mejores condiciones físicas posibles es en gran parte labor del fisioterapeuta y en el caso de la covid-19 pueden ser muchas las complicaciones que lleven al deterioro funcional si no se tratan y se previenen a tiempo. Esto es algo que el sistema y la sociedad percibe, pero el inmovilismo de la Administración hace que vayan pasando los años y el encuadre de los fisioterapeutas en el sistema público se encuentre como hace 30 años.

Será mucho más costoso atender esas secuelas una vez instauradas y agravadas que prevenirlas, siendo además los resultados en salud mucho mejores si se hace en tiempo y forma. Es mucho más rentable en todos los sentidos, pero sobre todo para la calidad de vida del paciente, invertir en fisioterapia que atender complicaciones.

Fuente: El periódico Extremadura

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

LA JUSTICIA ANULA LA OPE DE 2018 DEL SERVICIO CANARIO DE SALUD

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) ha concluido que el decreto por el ...

Deja un comentario