sábado , 23 junio 2018
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / EL COLLARIN INTELIGENTE

EL COLLARIN INTELIGENTE

La tecnología sanitaria del futuro, en manos de los ingenieros y sanitarios del futuro. Natalia Martín, alumna de Ingeniería de las Tecnologías de Telecomunicación en la Universidad de Sevilla, ha logrado desarrollar un collarín impreso en 3D que puede suponer una revolución en el uso de órtesis para tratar lesiones en el cuello.

Latigazos cervicales, lesiones surgidas tras un accidente de tráfico o personas con problemas de cuello que necesiten largos períodos de rehabilitación o que necesiten algún sistema de fijación craneal o cervical, podrían tratarse así con este collarín, más flexible y resistente que los convencionales gracias a la elasticidad de sus materiales.

Además, el tratamiento reduciría y evitaría problemas habituales por apoyos y roces continuados, como las úlceras por presión, que generan las órtesis estándar que no se adaptan perfectamente a cada persona. Por otro lado, el hecho de que su diseño cuente con numerosos orificios, hacen al dispositivo más transpirable, permitiendo al médico realizar inspecciones en la zona del cuello dañada.


CONECTIVIDAD MÓVIL
La idea es instalarle electroestimuladores, para que se puedan aplicar impulsos eléctricos a la zona dañada. Para eso estan barajando utilizar materiales como el grafeno.

Gracias a estos componentes eléctricos, el sistema permitiría reducir el dolor y los tiempos de inmovilización y rehabilitación. Con ello, además, se vitaría la atrofia muscular y los problemas óseos que causan los collarines actualmente, debido a que el cuello pasa demasiado tiempo inmovilizado.

Aunque el sistema aún está en fase de prototipo, la idea final de su desarrolladora, que trabaja con una compañera en la implantación de su modelo de negocio, es lograr que la tecnología pueda conectarse con un smartphone, de forma que el médico pueda programar un tratamiento de rehabilitación y el paciente, desde su móvil, pueda activar la electroestimulación de forma autónoma.

Se trataría, por tanto, de una prótesis inteligente similar a las férulas impresas en 3D.

RELACIÓN CON LOS PROFESIONALES SANITARIOS
El escaneo mediante fotogrametría reduciría a apenas un día el proceso de fabricación del collarín impreso en 3D

Para el desarrollo de este tipo de tecnologías, la relación de los ingenieros con los profesionales sanitarios es fundamental.

Junto a los profesionales, también resulta fundamental la interacción con los pacientes. a

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

BOLSA DE TRABAJO MURCIA

Se ha publicado la Bolsa de trabajo de fisioterapeutas del Sistema Murciano de Salud (11.6.18). ...

Deja un comentario