martes , 19 marzo 2019
Ultima hora
Inicio / FISIOTERAPIA / PRUEBA DE TRACCIÓN ACROMIOCLAVICULAR

PRUEBA DE TRACCIÓN ACROMIOCLAVICULAR

Posición del paciente: Sentado o de pie. El brazo cuelga en forma natural al costado del cuerpo.

Posición del fisioterapeuta: De pie al costado comprometido. El fisioterapeuta toma el húmero del paciente cerca del codo. La mano contralateral palpa con delicadeza la articulación acromioclavicular.

Procedimiento: El fisioterapeuta aplica la tracción hacia abajo sobre el húmero.

Prueba positiva: El húmero y la escápula se desplazan hasta una región inferior a la escápula, lo que produce una deformidad en escalón, dolor o ambos.

Implicaciones: Esguince de la articulación acromioclavicular o de los ligamentos costoclaviculares.

Sobre Aritz Monasterio

Interesante también

CAMPAÑA PREVENCIÓN LESIONES EN PERSONAS MAYORES

Una iniciativa de prevención de lesiones en personas mayores desarrollada de la mano de la ...

Deja un comentario